Si tienes la piel mixta o grasa, esta nota está dedicada especialmente para ti. Puede que te  hayas enfrentado al dilema de elegir una base adecuada para tu piel cada que pasas por una tienda de maquillaje. De hecho sabemos que evitas usar base con la excusa de que se te ve más grasa la piel y que por esa misma razón tratas únicamente de usar polvos.

Esta afirmación es más común de lo que crees, por esto queremos compartirte algunas recomendaciones que te ayudarán a hacer esas compras inteligentes y a mantener tu piel matizada y equilibrada.

En este post:

Busca bases free oil

Busca siempre bases que sean oil free o libres de aceite. Si una base tiene este tipo de propiedades seguro el envase o la publicidad en el punto de venta lo dirá. Esta propiedad te va a ayudar a evitar ese aspecto ceroso y graso que en ocasiones no lo genera tu piel, si no la composición de la base.

El acabado es fundamental

Busca el cubrimiento según tus necesidades. Si te gusta o necesitas un cubrimiento muy leve por que no tienes manchas por corregir o por que simplemente te gusta dejar tus pecas o la textura de tu piel tal cual es, busca BB creams o bases muy líquidas con cubrimiento bajo.
Si por el contrario, te gusta unificar al máximo el tono de tu piel, busca bases más cremosas que tengan mayor cubrimiento. Debes tener en cuenta que todas deben ser de acabado mate y esto también te lo confirmará el envase. Si dice acabado natural es ideal para pieles normales y equilibradas, el acabado luminoso o dewy para pieles secas y el matificante para pieles mixtas a grasas.

Si usas solo polvos por el miedo a brillar mucho más con una base, déjame decirte que a mediano plazo el polvo resecará la piel haciendo que se marquen de forma prematura esas primeras lineas de expresión y además si tu piel es mixta a grasa y tratas de resecarla con productos secos como polvos o evitando el humectante, tu piel reaccionará a esa falta de humedad generando mucha más sebosidad. Así que evita los extremos. Los productos cremosos no son malos desde que haya una preparaión de piel adecuada y una correcta elección de fórmula.

Brocha seca y a toques

Aplica la base con brocha seca y a toques. Cuando usas esponjas húmedas agregas más agua y generas un efecto más luminoso. Efecto que tu piel de forma natural generará a algunas horas de salir de casa. Así que trata de matizar al máximo desde el comienzo para lograr mayor duración de este acabado.

Importantísimo recordarte que la base mate no hace toda la magia  ni es la única responsable de mantener esta textura a lo largo del día. Una preparación de piel adecuada con productos en gel de fácil absorción, tomar suficiente agua y hacer doble limpieza en las noches permitirá que las células de tu piel se regeneren de la mejor forma y puedan autorregular de forma natural la secreción de glándulas sebáceas.

Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Email
Ir arriba
Abrir chat
1
¿Quiéres más información?
¡Hola! Estoy para ayudarte...