Después de trabajar más de 25 años en grandes empresas de tecnología y experimentar problemas de salud causados por el estrés, decidí renunciar y hacer lo que realmente me apasiona: MAQUILLAR.

¡Tomé esta decisión a mis 51 años! Al principio pensé que ya era demasiado tarde para empezar o que quizás esta oportunidad solo se reservaba para los más jóvenes. Sin embargo, muchos años atrás, había explorado el mundo del maquillaje como un pasatiempo y descubrí un talento especial que tal vez había estado subestimando. A menudo, subestimamos nuestras propias habilidades y la fuerza interna que poseemos.

Mi esposo me apoyó y alentó a tomar esta decisión por lo que empecé a buscar en internet cursos o talleres que pudieran darme la confianza necesaria para comenzar mi nuevo proyecto. Quería obtener una certificación profesional que avalara mi formación y que fuera un proceso académico serio y responsable. No podrán creerlo, pero me inscribí y pagué el Diplomado en V PRO simplemente por su sitio web y por ver algunos videos de egresadas que expresaban con gran alegría y elocuencia lo maravilloso que había sido su experiencia de aprendizaje en V PRO, pero al hacerlo sentí ese pálpito que te da la seguridad de que vas a hacer algo bien y que has tomado la decisión correcta.

Al principio, me sentí un poco fuera de lugar como estudiante en un mundo de jóvenes llenas de sueños que tienen ganas de aprender y demostrar lo mejor de sí mismas, pero todo en el entorno académico, los videos de Violeta, las correcciones de las docentes, las explicaciones en las clases, superó mis expectativas y pronto me dejé envolver por este maravilloso mundo que me hace sentir feliz cada mañana cuando despierto. Siento esa sensación de juventud que me hace recordar que la edad no es una barrera para un futuro próspero y brillante. He crecido tanto en tan poco tiempo, en conocimientos, en experiencia, en técnica. Me siento segura y me gustan mis propios resultados.

Hoy en día, después de solo dos meses, la gente elogia mi trabajo y me dice lo talentosa que soy. Esto me hace sentir viva, feliz y llena de esperanza. Pero todo es posible porque a pesar de mi edad, estoy en el lugar correcto, ¡en el mejor lugar! No me canso de dar gracias a Dios por esta oportunidad y por recordarme que nunca es tarde para perseguir mis sueños.

Autor:

Nery Castro V PRO

Nery Castro Garcia

estudiante del diplomado de maquillaje: @NeryCastro_makeup

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Quiéres más información?
¡Hola! Estoy para ayudarte...