Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos todos los días en nuestra piel es lidiar y tratar de eliminar por completo los odiosos puntos negros que nos dan un aspecto de poca higiene y descuido.

Cuando se acumulan aceites, células muertas y bacterias en los foliculos pilosos de la piel, se generan los odioados puntos negros en diferentes partes de nuestro cuerpo. Debes tener en cuenta que la suciedad no necesariamente es la culpable, esto se debe principalmente al contacto del sebo con el aire, logrando que que se oxide y tome ese color negro.

Generalmente, se manifiestan en la frente, la nariz y la barbilla. Sin embargo, existen casos en donde los puedes ver en la espalda, piernas e incluso brazos. 

Los puntos negros y las espinillas también se relacionan con la alimentación: el consumo de agua, vegetales, verduras y fibra hacen que no aparezcan con tanta frecuencia. El estilo de vida es un factor muy importante, ya que actividades como fumar, peelings químicos, tratamientos láser o por una piel sobrehidratada propician la acumulación de sebo y posibilitan su crecimiento.

Trata a diario tus poros

Es la única solución. Si les prestas un cuidado especial a esos folículos bloqueados y realizas limpiezas con productos adecuados,  lavados diarios del rostro,  exfoliaciones cada dos o tres días, hidratación y limpieza adecuada de la piel, tus poros no taponarán y no se causará un efecto significativo de puntos negros. 

No es necesario que utilices cintas adhesivas para retirar puntos negros.Además por que debes tener en cuenta que no es posible eliminarlos por completo. Tu piel volverá a generar sebo en mayor o menor proporción y con la oxidación te volverá a dar el efecto.

Las cintas son una “solución” de cuestión de una noche y al tiempo podrá provocarte micro desgarros en la piel, además de deshidratarla. 

Para controlar los puntos negros

En este punto es muy importante tener conciencia que los puntos negros siempre saldrán, y nuestro deber es conocer cómo tratarlos. Utiliza tónicos con ácido salicílico, este es un ingrediente estrella para quitarlos. 

Además, las cremas con retinoides son efectivas contra estos puntos negros, ya que permiten que la piel se regenere y se liberen los folículos.

Limpiar tu cara diariamente con agua y jabón, especialmente en las noches. Usa esporádicamente cepillos o dispositivos electrónicos con vibración que permitan una limpieza a profundidad. Son muy efectivos para retirar exceso de maquillaje y suciedad.

Regálate también una limpieza facial con un profesional cada 2 o 3 meses. Esto te ayudará a mantener tu piel lo más limpia posible.

Autor:

Violeta Martinez

@violetudamar

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Quiéres más información?
¡Hola! Estoy para ayudarte...