Para comenzar, es importante definamos los productos por la textura y el uso que tienen. Es decir, un corrector y una base por ejemplo funcionan para homogenizar la piel.
Unas sombras o un rubor brindan pigmentación, lo que quiere decir que un rubor perfectamente te podría servir para los párpados y viceversa.

Cuando entiendes esto, armar tu kit y ser práctico con lo que llevas en tu bolso será mucho más fácil. No necesitas llevar demasiados productos, necesitas ser selectiva y elegir los que más multifuncionalidad te ofrezcan.

  1. Un corrector o base del tono de tu piel o un poco más claro: Este aplicado y difuminado en el triángulo de la ojera, párpado, tabique de la nariz, mentón, comisura de los labios y el centro de la frente, lograrán un cambio maravilloso en tu piel. A veces no es necesario lo apliques en toda la piel. Lo que buscamos en este punto es homogeneizar y corregir los pigmentos oscuros y rojizos que justamente suelen aparecer en estas zonas
  2. Lápiz café  medio de ojos: Te servirá perfectamente para rellenar un poco tus cejas en caso de ser necesario y para delinear la base de tus pestañas, buscando así enmarcar tus ojos y darles mayor protagonismo.
  3. Paleta de bronzer, rubor y highlight: Para la cosmetiquera es mucho mejor busques una sola paleta que te ofrezca estos tres productos, será mucho más sencilla la aplicación y ahorrarás espacio. Con el rosa y el bronce puedes también usarlo para darle color a tus párpados y ¡el resultado es fantástico! Se verá completamente natural y en armonía con el resto de tu piel.
  4. Encrespador de pestañas y pestañina: Esta herramienta es indispensable. Puedes levantar un poco tus pestañas en caso de hacer retoque a medio día o usarlo antes de la pestañina para abrir los ojos y lograr mayor expresividad.
  5. Polvo translúcido: Para la cosmetiquera te recomendamos que sea compacto. No hay nada más complejo que usar un polvo suelto que explote cada que lo abras. Los sueltos déjalos para tu tocador o para guardar en lugares fijos.
    Este polvo te sirve para sellar el corrector o base, incluso como sombra en caso de que no quieras dar color al párpado, si no mantener el tono uniforme que lograste con el producto cremoso.
  6. Un labial/brillo/humectante con color que te haga sentir cómoda.

Cuando te das cuenta que la practicidad es tu mejor amiga a la hora de maquillarte, la vuelves en tu mejor aliada. Siempre acompañada de una buena rutina de cuidado de la piel. 

Si eres de aquellas que prefiere tener los productos exactos por funcionalidad. ¡No te preocupes! Tu personalidad es más exigente y detallada. ¡Y eso está bien!

Al final, lo importante es vernos y sentirnos bien sin importar qué decisión tomes a la hora de cargar tus productos que uses. ¿Eres del team práctico o prefieres cargar todo tu tocador?

Autor:

Violeta Martínez

@violetudamar

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Quiéres más información?
¡Hola! Estoy para ayudarte...