Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen en los talleres de automaquillaje es: ¿Cómo hago para elegir el tono de mi base? Nunca uso por que no doy con mi color. Te vamos a compartir 3 aspectos claves para que no falles en la elección.

Sabemos que eso te atormenta un poco porque no vas a querer salir como un mimo o con un tono bronceado delatador que se va a ver nada natural.

  1.  Es básico que entiendas que hay bases de subtono frío y bases de subtono cálido. Las de subtono frío son un poco más rosadas, generalmente usadas por europeas, nordícas o alemanas.  Las de subtono cálido son más amarillas, que normalmente son los tonos más indicados para pieles latinas. Sin embargo también hay pieles neutras, ni muy amarillas ni muy rosadas.

    Entender en este punto que subtono tienes es vital para compras acertadas.
    Hay varios factores que influyen, pero una regla que casi nunca falla es que las pieles que normalmente se ponen muy rojas al exponerse al sol y que es casi imposible broncearse tienen una tendencia a ser frías y quienes cogen un color doradito muy fácil con la misma exposición al sol, tienden a ser pieles cálidas. Y aquellas que se ponen rojas los primeros días y al final cuando pasa ese enrojecimiento cogen un tono un poco más dorado son neutras.
  1. Luego de que entiendes que subtono de piel eres búscalo en la marca. Hay muchas marcas de maquillaje que manejan siglas como W, C y N. WARM, COOL o NEUTRAL. Vas a encontrar una base 10C, una 10W y una 10N están en la misma escala de color pero su subtono cambia según tu tipo de piel. o podrás encontrar denominaciones como “Warm beige” o “Cool Beige” o “Neutral Beige”. Muchas marcas cosmética no manejan este tipo de denominaciones por que comercialmente no son términos que se entiendan fácilmente. Así que desarrollar tu ojo y entender visualmente las diferencias va a ser de gran ayuda.

    3. Sitúa tu piel entre clara, media u oscura. Así buscas la gama de color que te ofrezca la marca según tu tonalidad de piel. En este caso por ejemplo mi modelo es de piel media, ni muy oscura, ni muy clara. Por lo que voy a probar en ella los tonos medios.

    Para hacer la aplicación y prueba de color siempre hazlo cerca a la mejilla y el cuello. Ya que el tono debe perderse por completo en ambas partes. Realiza la aplicación mínimo de dos tonos y difumina a pequeños toques.

    El tono que desaparezca por completo y que además sea el subtono de tu piel adecuado, será tu base y lo vas a reconocer de inmediato.

Con estos tres consejos lograrás tomar mejores decisiones. Sabrás cuáles son los mejores tonos de acuerdo a tu subtono de piel y el color de tu piel.

Ir arriba
Abrir chat
1
¿Quiéres más información?
¡Hola! Estoy para ayudarte...